Programa de conservación de la raza bovina Negra Andaluza

1.- Introducción

La raza bovina Negra Andaluza, también conocida popularmente como Negra Campiñesa o Negra de las Campiñas, se encuentra reconocida oficialmente en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España en la categoría de Raza Autóctona en Peligro de Extinción.

Esta consideración se debe fundamentalmente a razones censales, ya que en la actualidad 1415 animales se encuentran inscritos en los registros del Libro Genealógico y por tanto pueden considerarse efectivos puros.

Los principales problemas que han concurrido sobre esta raza para su deterioro en las últimas décadas han sido los siguientes: Mecanización del campo, siendo sustituido como animal de trabajo. Desestructuración por la inexistencia de una Asociación específica o cualquier otro tipo de organización ganadera hasta tiempos muy recientes. Segmentación y aislamiento de subpoblaciones. Carencia de programas genéticos Indiferenciación de sus productos y consecuente deslocalización en el mercado.

Todas estas razones han venido produciendo una disminución drástica de los censos, junto con un aislamiento de las poblaciones que llevó a la raza a nutrirse de sementales selectos de una raza próxima filogenéticamente y mucho más avanzada desde el punto de vista organizativo como es la raza Avileña. Todo esto cesó y cambió de tendencia con la puesta en marcha de las actividades de la asociación de criadores y sobre todo, tras la aprobación del programa de conservación de la raza.

De todos modos nos encontramos hoy en día con una fuerte erosión genética de la raza, por efectos de la deriva producida por la disminución de censos, y por la migración de genotipos desde otras razas, que han contaminado el perfil original de la raza Negra Andaluza.

En los últimos años, la Asociación de Criadores, con el asesoramiento de los técnicos del Grupo de Investigación PAIDI-AGR218 de la Universidad de Córdoba han puesto en marcha un programa de conservación que tiene los objetivos y criterios siguientes

En la actualidad se han desarrollado trabajos esenciales para el futuro de la raza como ha sido la generación de un banco de germoplasma, que actualmente mantiene más de 3700 dosis seminales obtenidas de 7 sementales.

También se ha comenzado la caracterización de la canal y de la carne de la raza, aunque incipientemente contando con información sólo de tres animales. Como parámetros comerciales de cría, aún no siendo esenciales en el programa de conservación, se han registrado parámetros de fertilidad muy interesante para la rentabilidad de una raza local extensiva como esta, destacando el trabajo con los intervalos entre partos, seguidos en más de 600 hembras de las explotaciones del núcleo de conservación hasta el momento.


2.- Objetivos y criterios de selección

En el presente programa nos planteamos como objetivos genéticos de selección por un lado el mantenimiento de la diversidad genética de la raza y por otro la recuperación de su pureza y originalidad. Para conseguir avanzar en estos objetivos genéricos, nos planteamos una serie de objetivos específicos que a continuación de presentan junto con sus ç criterios de selección agregados.

Objetivo 1.- Control de la consanguinidad.

  • Criterio 1.- Valor del coeficiente individual de consanguinidad.
  • Criterio 2.- Valor del coeficiente individual de parentesco.
  • Criterio 3.- Valor del coeficiente de coascendencia de los apareamientos programados.


  • Objetivo 2.- Mantener la genuinidad de la raza.

  • Criterio 1.- Valor del Índice de Conservación Genética individual (efecto medio de fundadores).
  • Criterio 2.- Valore del Índice de Conservación Genética de los apareamientos potenciales.


  • Objetivo 3.- Incremento de la pureza y originalidad de la raza aumentando los tamaños efectivo y real.

  • Criterio 1.- Valor del coeficiente de asignación molecular individual de los animales recuperados al perfil genético de la raza.



  • 3.- Participantes en el programa de selección y mejora

    El programa de conservación que aquí se propone participarán las siguientes instituciones:

  • Servicios de Producción Agraria de la Junta de Andalucía ejerciendo su labor de apoyo y seguimiento de las actuaciones del programa, así como desarrollando la inspección técnica preceptiva.

  • La Asociación de Criadores de Ganado Vacuno de Raza Negra Andaluza, como responsable de la gestión del Libro Genealógico y del desarrollo y gestión del programa de conservación, siendo así mismo responsables de implementar todas las facilidades para el desarrollo del programa, como es la recogida y gestión de información de cubrición y de nacimientos, la captación de animales recuperados del campo, la recogida de muestras biológicas, el mantenimiento de un programa de ordenador para la gestión y manejo de la información, la calificación morfológica, la difusión de la raza, la interlocución con otras instituciones involucradas en el programa, entre otras responsabilidades.

  • El Centro Cualificado de Genética que se responsabiliza de los estudios de Genética Cuantitativa y el cálculo de parámetros genéticas, para su uso en la evaluación de los reproductores con mejor efecto sobre la diversidad genética de la raza, es el grupo de investigación “Mejora y Conservación de los Recursos Genéticos de los Animales Domésticos (PAI-AGR-218) de la Universidad de Córdoba, dirigido por el Prof. Juan Vicente Delgado. Este centro viene desarrollando su labor con la Asociación desde 2005, participando incluso en la preparación del programa de conservación actualmente en marcha.

  • El Laboratorio de Genética Molecular de la empresa de base tecnológica Animal Breeding Consulting, S.L., perteneciente al mismo grupo de investigación de la Universidad de Córdoba, continuará siendo la responsable de la coordinación del control genealógico de la raza. Por medio de marcadores moleculares. Para ello ha propuesto una batería de microsatélites homologados por la ISAG para el desarrollo de los controles genealógicos. Cualquier laboratorio que desee realizar este tipo de análisis estará obligado a utilizar este panel oficial y a participar en un test de intercomparación con el laboratorio de coordinación anualmente.

  • El Laboratorio de Reproducción Asistida de la empresa de base tecnológica Animal Breeding Consulting, S.L., también continuará siendo responsable de la coordinación de la reproducción asistida en la Raza Bovina Negra Andaluza. Cualquier otro laboratorio que desee actuar oficialmente en el programa oficial de conservación deberá coordinarse con las directrices marcadas por el centro de coordinación, en términos de identificación del material crioconservado, mantenimiento del banco de germoplasma, homologación de técnicas y utilización del germoplasma en el programa de conservación.



  • 4.- Descripción detallada de cada etapa del programa

    El programa de conservación cuenta con dos secciones claramente definidas; por un lado lo que podríamos llamar actuaciones corrientes, y por otro las medidas eventuales que se pasan a describir con su correspondiente temporalización.

    Medidas corrientes:

    El programa de apareamientos de los animales será asesorado por medio de evaluaciones anuales de los niveles de consanguinidad, definiendo los apareamientos más recomendables de acuerdo con el coeficiente de co ascendencia menor de las posibles parejas y el máximo tamaño efectivo de fundadores en los potenciales descendientes de las posibles parejas.

    Para ello se incluirá en el programa de gestión del libro unos procedimientos que permitan el mantenimiento permanente de los cálculos y la realización directa de los informes rutinarios.

    Esta información permitirá a los ganaderos decidir los apareamientos a un mínimo coste en diversidad genética, al poder controlar los niveles de consanguinidad y genuinidad respectivamente.

    Por tanto, se tendrán en cuenta como objetivos de selección de los reproductores, tanto machos como hembras, los coeficientes individuales de endogamia y de conservación genética, así como sus proyecciones futuras en sus respetivos coeficientes de coascendencia y de potenciales coeficientes de conservación genética; teniendo en cuenta estos dos últimos parámetros en la decisión de los apareamientos recomendados.

    Los ganaderos dispondrán de información permanente y actualizada al respecto, con las periódicas evaluaciones genéticas de los animales.

    De cualquier modo, una parte del banco de germoplasma estará a disponibilidad de los ganaderos para establecer un circuito de apareamientos circulares y para abrir genéticamente las explotaciones aisladas a otras ganaderías. Con este medio contribuiremos a maximizar la diversidad global de la raza por incremento del tamaño efectivo de la población. Los animales utilizados en esta rutina habrán de mostrar un mínimo del 92% de probabilidad de adscripción molecular a la raza, con la intención de aprovechar esta vía como medio para incrementar los niveles de pureza y genuinidad de la raza

    Paralelamente a estas medidas se implantarán controles de rendimiento reproductivo con la intención preliminar de caracterizar productivamente la raza, y para apoyar el programa de cría con una ligera selección masal ejercida sobre la principal característica económica de esta raza maternal mantenida en extensivo, que es el intervalo entre partos. Se debe destacar aquí que en ningún caso estas actuaciones entrarán en contraposición con el objetivo fundamental del programa, que se centra mantenimiento de la diversidad genética y la recuperación de su genuinidad y pureza.

    Todo el programa se basará en un exhaustivo control genealógico utilizando como apoyo los análisis moleculares de una batería de microsatélites ya desarrollada y contrastada con unos valores óptimos específicos de PEC (probabilidad de exclusión) para la raza.

    Del mismo modo, con una batería de microsatélites expandida (27 marcadores) y un perfil genético ya precisado para la raza, se realizará un seguimiento de las poblaciones para detectar animales que por su cumplimiento del patrón racial y su perfil genético molecular individual pudieran ser rescatados para su inscripción en el registro auxiliar del libro, pero sobre todo para destacar aquellos reproductores que deban ingresar en el banco de germoplasma y utilizados en la recuperación de la pureza, sobre todo en aquellos rebaños más erosionados.

    Cada año se realizará un análisis del incremento de la consanguinidad poblacional de la raza, como medio para evaluar la eficiencia del programa.

    Medidas eventuales:

    Así se consideran las medidas que se desarrollarán de manera excepcional como apoyo al desarrollo y la evolución del programa corriente.

    En este aspecto debemos resaltar la utilización de parte del germoplasma criopresevado en el CENSYRA de Badajoz, correspondiente a un macho de gran valor, desde el punto de vista a su genuinidad contrastada al pertenecer a una generación en la que aun la raza se encontraba en una situación óptima.

    Con este macho se fertilizarán en cada año 10 hembras de mayor calificación morfológica, en las tres explotaciones de mayor nivel en la raza. Con el producto de estos apareamientos se pretende conseguir anualmente, al menos tres sementales de gran calidad que contribuirán a la difusión de genotipos genuinos de alto nivel en el común de la raza, con preferencia en los integrantes de la asociación de criadores.

    Otra medida excepcional es la constitución de un banco de germoplasma cerrado, que integre unos recursos genéticos correctamente dimensionados para asegurar la recuperación de la raza desde medios “ex situ” en caso de una catástrofe total (epizotia, desaparición de estructura ganadera, etc.)

    En la actualidad ya contamos con 3700 dosis procedentes de siete sementales de la raza, pero el banco debe seguir creciendo hasta cumplir la dimensión mínima necesaria, la cual depende de la capacidad fecundante del semen y la eficiencia reproductiva de las hembras, fundamentalmente.

    En breve comenzaremos el banco de embriones, siempre que la disponibilidad económica de la asociación lo permita.

    Todos los animales que integran e integrarán el banco, son previamente testados de acuerdo a la adscripción de su perfil genético molecular individual al perfil poblacional, como garantía de pureza racial, no admitiéndose animales con menos del 92% de probabilidad de adscripción.

    La tercera medida excepcional planificada a corto plazo es completar la caracterización productiva piloto de la raza, a los tres niveles necesarios. En primer lugar, la definición de la capacidad de crecimiento de los terneros de ambos sexos, utilizando la información de control cárnico sobre un grupo representativo de animales destinados al sacrificio. En segundo lugar, y utilizando estos mismo animales, la caracterización de la canal, tanto a nivel de parámetros generales (pesos y rendimientos de la canal), como específicos (pesos y rendimientos de piezas nobles, composición tisular del despiece, estructura del despiece, etc). Todo ello como medida de la eficiencia del producto con respecto a los distribuidores (intermediarios, carniceros, etc.)

    Finalmente, utilizando el mismo diseño experimental, se caracterizará la carne, en la búsqueda de algunos criterios definitorios que pudieran definir la originalidad del producto, frente a otras carnes bovinas genéricas. En este caso se realizará un estudio objetivo de las características bromatológicas de la carne (colorimetría, dureza, ph, etc) y un estudio organoléptico mediante un panel de catadores.

    Con todo ello se pretende conseguir una base para la definición de un producto diferenciado que permita el acceso a un sobreprecio que justifique la eficiencia productiva de la raza, desde sistemas sostenibles y cadenas cortas de comercialización.

    En un futuro próximo se implantará un seguimiento de marcadores genéticos relacionados con la calidad de la carne, como son la blandura y el veteado o infiltración grasa, todo ello desde los genes responsables de la Calpaina, Calpástatina y otros marcadores.

    La ubicación del material genético crío conservado de esta raza es el banco de germoplasma de Andalucía localizado en las dependencias del Grupo de Investigación PAI-AGR-218 de la Universidad de Córdoba.


    5.- Obligaciones y derechos de los ganaderos colaboradores del programa

    Los ganaderos integrados en el programa de conservación oficial tendrán la obligación de pertenecer como socio de pleno derecho a la Asociación de criadores. Todos los animales de los mismos tendrán que estar inscritos en algunos de los registros del libro genealógico. Sus explotaciones deben mantener el máximo nivel sanitario exigible en el contexto de la asociación.

    El incumplimiento de estos requerimientos será causa de expulsión del programa de conservación siempre que la Comisión Gestora del Programa lo considere así.

    Los miembros del programa tendrán derecho a recibir un informe anual sobre los coeficientes de consanguinidad y de conservación genética individuales de sus animales, así como una relación de los apareamientos recomendados por la Comisión Gestora en función de los informes de la Dirección Técnica del Programa. Así mismo, tendrán derecho a un acceso prioritario al material genético disponible en el programa de gestión del germoplasma.


    6.- Difusión de la mejora y uso sostenible de la raza

    Anualmente se realizarán informes individualizados para los ganaderos con los valores de los coeficientes de consanguinidad y de conservación genética de los individuos. Así mismo se aportará anualmente un listado de apareamientos recomendados en función de los resultados de la matriz de coascendencia y el los coeficientes potenciales de conservación genética.

    Se completará el estudio para establecer los perfiles que definen al productor de la raza, consolidando las características de la carne y de la canal, como base para establecer una figura de protección específica de estos productos.

    La divulgación del proceso de conservación se llevará a cabo por medio de inseminaciones artificiales con semen de machos de máxima calidad, sobre hembras de rebaños con signos de cruzamiento, para incrementar los tamaños reales y efectivos de la raza por medio de retrocruzamientos con animales de máxima pureza.

    Finalmente no podemos olvidar la divulgación general de la raza, para lo que se utilizarán las ferias ganaderas y métodos virtuales a través de internet utilizando la página web de la asociación.

    7.- Comisión gestora del programa

    La Comisión gestora del programa estará formada por los siguientes miembros:
  • Presidente de la asociación, que también presidirá la comisión.
  • Secretario de la asociación que también actuará de secretario de la comisión.
  • Dos ganaderos elegidos por la asamblea general de la asociación con vigencia de cuatro años.
  • El Inspector Técnico de la raza nombrado por la Comunidad Autónoma Andaluza.
  • El Secretario Ejecutivo de la asociación.
  • El Director Técnico del Programa de Conservación.
  • © Asociación Raza Negra Andaluza, todos los derechos reservados